Zika, dengue y chikungunya registraron un aumento en el número de casos en Rio de Janeiro y en todo Brasil en los últimos tiempos. Las tres enfermedades son causadas por vírus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti y son motivo de preocupación entre los turistas que circulan por el país y de los cariocas, pues la ciudad de Rio de Janeiro ya fue escenario de grandes epidemias de dengue en el pasado (la mayor de todas en 2008).

Combate el Zika, Dengue y Chikungunya en Rio de Janeiro

El dengue siempre ha sido un problema para los cariocas, que conviven con la enfermedad desde la década de los 80. Ahora, que el mismo mosquito es responsable por la transmisión de otras dos enfermedades, el problema ganó una proporción mucho mayor, asustando a los lugareños, que esperan de las autoridades una actitud rápida y eficaz en el combate contra el problema.

Escribir sobre estas enfermedades es difícil para alguien que vive en Rio, porque la cantidad de personas e historias conocidas por cualquiera acerca de estas enfermedades, es siempre muy grande. Entre tanto, consideramos que es nuestro deber informar al visitante que estas enfermedades representan un riesgo real para su salud. El objetivo del texto no es alarmar o ahuyentar a los turistas, si no ofrecer datos reales, más la experiencia de quien lamentablemente aprendió a convivir con estas enfermedades, demostrando las formas básicas de protección, y qué hacer si algo sale mal.

Entienda que a pesar de que en Rio de Janeiro han aprendido a convivir con estas circunstancias, la situación de las mujeres que se preparan para quedar embarazadas y las que ya lo están, se considera aún más preocupante en la ciudad. De modo que efectivamente, debido al riesgo real de que los futuros bebés de nuestras visitantes desarrollen microcefalia, recomendamos expresamente que las mujeres embarazadas eviten Rio de Janeiro y otras ciudades brasileñas aquejadas por estas enfermedades. El consejo ofrecido también aplica para las mujeres con intención de quedar embarazadas en un futuro cercano.

Los números con respecto a las notificaciones de casos de zika, dengue y chikungunya no son confiables, debido al hecho de que muchas personas simplemente no van al médico a examinarse, además de la poca calidad de las notificaciones, consecuencia directa de la baja calidad de la atención médica encontrada en la red pública de salud.

Sin embargo, con un número de casos conocidos inferior al número real, la cantidad de casos de las tres enfermedades se mantuvo bastante alta durante el verano. Pues esa es la época preferida por el mosquito Aedes aegypti, que es el vector de propagación. La expectativa es que por influencia directa del clima frio de Rio de Janeiro en el inverno, la población de mosquitos disminuya drásticamente, reduciendo sensiblemente el número de enfermos y el riesgo, para cariocas y visitantes.

Por ello, creemos que estar mejor informados sobre los virus ayuda al turista a saber cómo prevenir el contagio y, en caso de que ocurra, como identificar el problema y cómo buscar la mejor forma de tratamiento. Esta información aplica no sólo para los vírus de zika, dengue y chikungunya, sino también para el mosquito Aedes aegypti, enemigo de la población desde hace muchas décadas.

Características del mosquito Aedes aegypti

El primer registro científico del mosquito Aedes aegypti data del año 1762. Aedes, en latín, significa indeseado y aegypti hace alusión a Egipto, lugar de origen del insecto, que llegó a Brasil en los barcos de esclavos y fue identificado en el país por primera vez en 1898. Las campañas contra la fiebre amarilla redujeron drásticamente la incidencia del mosquito en la década de 1950, pero el desplazamiento humano y las débiles políticas de prevención en la década siguiente causaron que la presencia del Aedes creciera de nuevo en Brasil.

El mosquito mide entre cinco y siete milímetros en su forma adulta, tiene color oscuro y presenta manchas blancas en el cuerpo y en las patas. Sólo la hembra de la especie pica, y lo hace preferiblemente al comienzo de la mañana o al final de la tarde. Sus objetivos más comunes son las piernas y los pies. El mosquito sólo lleva el vírus, convirtiéndose en huésped al picar una persona contagiada, transmitiendo la enfermedad involuntariamente mientras se alimenta. Un insecto logra infectar hasta cinco personas en un día.

El Aedes se reproduce en ambientes con agua estancada y con temperaturas de aproximadamente 30ºC. El combate contra la transmisión de las enfermedades causadas por el mosquito se concentra en acciones para evitar la formación de hábitats para su reproducción, tales como la eliminación apropiada de artículos dispersos al aire libre que puedan transformarse en criaderos, al acumular agua de lluvia, o el uso de larvicidas.

Diferencias entre el Aedes aegypti y el zancudo

Es importante entender también las diferencias entre el Aedes aegypti y el zancudo común llamado genéricamente Culex. Según el investigador José Bento Ribeiro, de Fiocruz, entidad brasileña de excelencia en la investigación biológica y afines, muchas personas se asustan al encontrar zancudos comunes. De acuerdo con el investigador, el Aedes aegypti tiene hábitos diurnos, pero es oportunista, la hembra puede picar de noche en caso de que tenga la ocasión. Además de volar usualmente bajo los 1.2 metros, prefiriendo por eso picar los pies, las piernas y las rodillas, este mosquito tiene una picada indolora. El zancudo, en cambio, además de volar alto y hacer un zumbido, sale para alimentarse en la noche, dejando una picadura más dolorosa e incómoda. Vea las diferencias en el cuadro al lado.

Fiocruz preparó una infografía para alertar a la población sobre el zika, dengue y chikungunya, sus orígenes, síntomas, riesgos y prevención.

Zika

Su aparición en el bosque de Zika, en Uganda, bautizó esta enfermedad registrada por primera vez en 1947. El vírus llegó a Brasil en abril de 2015. Hay registros controversiales sobre su transmisión en el país por medio de la lactancia materna, las vacunas, relaciones sexuales, contacto con orina o con saliva. Cerca del 80% de las personas contagiadas por el vírus del Zika no manifiestan síntomas de la enfermedad, que comienzan a sentirse entre tres y siete días luego de que el paciente ha sido picado por el mosquito.

Los principales síntomas del contagio del zika son: Prurito, dolor de cabeza, fiebre leve y enrojecimiento de la piel y los ojos. Otros efectos más raros del virus son dolor de garganta, hinchazón en el cuerpo, tos y vómito. El primer caso de muerte causada por la enfermedad se registró en Brasil en noviembre de 2015.

El Gobierno Federal confirmó el 28 de noviembre de 2015 la conexión entre casos del vírus del Zika en mujeres embarazadas y una forma de microcefalia en recién nacidos en la región nordeste. La microcefalia es una malformación congénita en la cual el cerebro no se desarrolla de manera adecuada, son considerados con esta condición todos los bebés que nacen con un perímetro cefálico igual o menor a 32 centímetros luego de las 37 semanas de gestación.

Aproximadamente 90% de las víctimas de la microcefalia presentan retraso mental, en diferentes tipos y niveles. Según información recogida por el gobierno, todo indica que el problema es más frecuente en los hijos de madres que tuvieron zika en los tres primeros meses de embarazo. Otra consecuencia más rara del zika es el Síndrome de Guillain-Barré, caracterizado por la debilidad y la parálisis de los músculos de los pacientes, lo cual puede ser fatal en casos no atendidos médicamente.

Dengue

Dengue, en español, significa maña, debilitamiento. El nombre de la enfermedad es una alusión al estado de postración característico de quien está contagiado por el vírus. El primer caso en Brasil fue registrado en 1986. El verano es el principal período de contagio debido al aumento de la población de mosquitos. El seguimiento de la Secretaria Municipal de Salud contabilizó 1.405 casos de dengue en la ciudad hasta el día 11 de febrero. Recreio dos Bandeirantes, Realengo, Complexo del Alemán, Barra de Tijuca y Bangu, son los barrios con mayor incidencia de la enfermedad, que tiene menor aparición en regiones como Botafogo, Copacabana, Ipanema y Leblon.

Los síntomas del dengue aparecen entre tres y 14 días después de la picadura del mosquito, fiebre alta, náuseas, vómitos y dolor de cabeza, en ojos, músculos y articulaciones, son algunos de ellos. El malestar acostumbra a prolongarse hasta por siete días. El cuadro puede agravarse hasta generar el llamado dengue hemorrágico, que afecta la cantidad de plaquetas en la sangre del enfermo, caracterizado por vómitos persistentes, dificultad para respirar, sangrado por la nariz, boca y encías, sed excesiva, boca seca, somnolencia, agitación y confusión mental que puede ser fatal, siendo necesario buscar ayuda médica inmediatamente. No existe vacuna o tratamiento específico para el dengue, la Organización Mundial de la Salud recomienda a los pacientes con la enfermedad, descansar e ingerir líquidos, además de control médico para los casos más graves.

Chikungunya

Chikungunya, en el idioma swahili, significa «aquellos que se doblan». La expresión es una referencia al aspecto encorvado adoptado por las víctimas de la enfermedad, que fue identificada por primera vez en Tanzania en el año 1952. El virus llegó a Brasil en 2014. El Ministerio de Salud registró 12 casos en Rio en 2015. Una posible justificación adicional para la pequeña cantidad de notificaciones de chikungunya en el estado, es el hecho de que 30% de los casos no generan síntomas en los pacientes.

Los síntomas de chikungunya son dolores intensos en las articulaciones de los pies, manos, dedos, tobillos y muñecas. Además de eso, la infección causa manchas rojas en la piel, fiebre alta y dolores de cabeza y músculos en sus víctimas. La enfermedad no tiene vacuna ni tratamiento específico, la Organización Mundial de la Salud indica que los pacientes contagiados con el virus descansen, controlen la fiebre por medio de paracetamol y tomen agua, jugos, suero casero o agua de coco. Otra recomendación es que los enfermos traten de usar repelente y eviten la automedicación.

Prevención de Zika, Dengue y Chikungunya

La prevención básica del zika, dengue y chikungunya se mezcla mucho con la prevención de las picaduras del mosquito Aedes aegypti. Usar ropas que protejan las piernas, tobillos y pies, utilizar repelentes de insectos e insecticidas, de acuerdo con las instrucciones del fabricante . También es bueno combatir los criaderos del mosquito, o sea, cualquier objeto que sirva como recipiente para acumular agua en espacios al aire libre . Por eso, pedimos que tenga atención con su basura, no abandone latas, botellas y envases, colóquelos siempre en recipientes cerrados. Usted puede informar de los focos de contaminación al 1746, por lo cual le agradeceremos anticipadamente. O si prefiere, por medio de este pequeño formulario , a través del cual notificaremos a las autoridades en su nombre.

Teniendo en cuenta que la información aún es divergente en cuanto a la contaminación por zika a través del contacto sexual desprotegido, además de las enfermedades sexualmente transmisibles, siempre utilice protección. Es controversial también el contagio del zika a causa del contacto con orina de personas contagiadas. Por eso sugerimos andar siempre con zapatos cerrados, especialmente en lugares cercanos a las aglomeraciones de personas (carnaval, fiestas populares, plazas etc.) donde personas muy mal educadas pueden optar por orinar en las calles (si, tristemente eso pasa en Rio). Y, más recientemente, apunta la investigación científica para la posibilidad de contagio a través de heridas sin cicatrizar.

El Gobierno Federal Brasileño creó una excelente página con información sobre zika, dengue y chikungunya, en caso de que usted necesite información más detallada. El Gobierno Federal, también orienta a la población sobre los procedimientos en el caso de contagio:

Qué hacer en caso de sospechar que está enfermo

No existe tratamiento específico para el dengue. El tratamiento se hace para aliviar los síntomas. Es importante buscar un servicio de salud, mantener reposo e ingerir bastante líquido. Es importante también no tomar medicamentos por cuenta propia.

Tampoco existe vacuna o tratamiento específico para el chikungunya. Los síntomas son tratados con medicamentos para la fiebre (paracetamol) y los dolores articulares con anti-inflamatorios. No se recomienda usar ácido acetil salicílico (AAS) debido al riesgo de hemorragia. Se recomienda reposo absoluto al paciente, tomar líquidos en abundancia. y, ciertamente, buscar un servicio de salud.

No existe tratamiento específico para la infección por el vírus del Zika. Tampoco hay vacuna contra el vírus. El tratamiento recomendado para los casos sintomáticos se basa en el uso de acetaminofén (paracetamol) o dipirona para controlar la fiebre y manejar el dolor. En el caso de erupciones pruriginosas, pueden utilizarse antihistamínicos . Además es muy importante buscar un servicio de salud.

Vea abajo el cuadro comparativo sobre los síntomas del zika, dengue y chikungunya traducido libremente del preparado por la Prefectura de Rio de Janeiro:

Diferencias en los Síntomas del Zika, Dengue y Chikungunya

No se recomienda el uso de ácido acetil salicílico (AAS) y otros anti-inflamatorios, en función del aumento del riesgo de complicaciones hemorrágicas descritas en las infecciones por otros flavivirus.

Los casos sospechosos deben ser tratados como dengue, debido a su mayor frecuencia y mayor gravedad inmediata.

En caso de que usted tenga un seguro de viaje nacional o internacional, o un plan de salud, seleccionamos los principales hospitales para atención localizados en las principales áreas de hospedaje turístico y tránsito de turistas de la ciudad, cubiertos por los principales seguros (confirme si aceptan su seguro de viaje): Copacabana Copa D’Or: +55 21 2545 3600, Rua Figueiredo de Magalhães, 875 – Copacabana, São Lucas: +55 21 2545 4000, Travessa Frederico Pamplona, nº 32 – Copacabana. Gávea São Vicente: +55 21 2529-4422, Rua João Borges, 204 – Gávea. Botafogo Samaritano: +55 21 3444-1000, Rua Bambina, 98 – Botafogo, Pró-Cardíaco: +55 21 2131 1400, Rua General Polidoro, 192 – Botafogo. Humaitá Casa de Saúde São José: +55 21 2538-7626, Rua Macedo Sobrinho, 21 – Humaitá.

En caso de que usted no tenga un seguro de viajes, la Prefectura de Rio ofrece un servicio para la localización de puestos de atención médica y hospitales públicos. A su vez, el Gobierno del Estado pone a disposición la consulta en su red de Unidades de Cuidados de Emergencia (UPAs), que funciona las 24 horas. Deseamos que nunca lo necesite, pero el teléfono del servicio de ambulancias de emergencia de Rio de Janeiro es el 192.

De lo que nadie habla sobre zika, dengue y chikungunya en Rio de Janeiro

  • Los problemas básicos de salud y los asuntos ligados al dengue siempre fueron la plataforma de campañas electorales en Rio de Janeiro. Lamentablemente, la solución definitiva para el problema aún no se ha llevado a la práctica, y las promesas se repiten en cada elección. De modo que es inexplicable cómo, después de tantas décadas de problemas, los cariocas y muchos otros ciudadanos brasileños continúan sufriendo con esa situación.
  • Aunque no se hable abiertamente al respecto, el mosquito Aedes aegypti también es el vector que propaga otras muchas enfermedades, entre ellas la fiebre amarilla, además de zika, dengue y chikungunya. Y, tal vez, sólo por falta de condiciones propicias, los cariocas aún no enfrentan dificultades más serias.
  • La asociación entre el zika y la microcefalia interfiere actualmente en la planificación familiar de muchas familias cariocas, colocando a las mujeres de Rio de Janeiro en la difícil situación de tener que escoger entre posponer la concepción de sus hijos, esperando el control efectivo del zika o correr el riesgo de ser contagiadas durante la gestación y predisponer al feto a la microcefalia. Esta situación es especialmente complicada para mujeres en edad madura, que disponen de poco tiempo para esperar a poder quedar embarazadas y tener su gestación con un poco más de seguridad.
  • Aunque parezca exagerado, por ello nuestra recomendación de que mujeres embarazadas o que pretendan quedar embarazadas próximamente, eviten Rio de Janeiro además de otras ciudades que se conozca que padecen el virus del zika. Por miedo a arriesgar la salud de sus hijos, las mujeres cariocas que desean quedar embarazadas, y tienen las condiciones, se van de la ciudad.

Créditos para las imágenes usadas en este artículo de Zika, dengue y chikungunya em Rio: Fotospublicas.com.br, Piktochart, Rio.rj.gov.br, Riocomsaude.rj.gov.br e Riocontradengue.com.br