Porqué Visitarlo

El Estadio Maracaná es uno de los más importantes del planeta y ha sido escenario de dos finales de la Copa del Mundo, en 1950 yen 2014. Este atractivo turístico es la cuna del futbol brasileño, su campo fue testigo de los grandes logros de las estrellas del futbol de todo el país. Este acervo con reliquias dejadas por esos grandes jugadores, es una de las mayores atracciones del estadio.

Estadio Maracaná

Mucho se habla del estadio de futbol, pero el Maracaná es un complejo deportivo, que alberga al Parque Acuático Julio de Lamare, el Estadio de Atletismo Célio de Barros (desactivado en la remodelación para la Copa del 2014) y el Maracanãzinho, una arena polideportiva para deportes de salón como voleibol y baloncesto.

Una estatua de Zico es una de las curiosidades que alberga el Maracaná. El medio-campo es el mayor artillero de la historia local, habiendo anotado 333 veces en 435 partidos. El balón, los postes de la portería y la red del milésimo gol de Pelé también forman parte de la colección disponible para los visitantes. El atleta del siglo alcanzó dicha marca a las 23h11 del 19 de noviembre de 1969, en el Santos y Vasco realizado allí mismo y ganado por los paulistas 2-1. Otro tesoro es el Paseo de la Fama, inaugurado en el año 2000,este reúne la huella de los pies de Garrincha, Zagallo y muchos otros nombres que forman parte de la historia.

Césped del Maracaná en la final de la Copa Mundial de Fútbol 2014

El campo del estadio Maracaná tiene 75 metros de largo por 110 de ancho, totalizando un área de casi 200 mil metros cuadrados. Las remodelaciones recientes redujeron la capacidad del lugar de 200.000 a 78.000 aficionados. Un dato interesante da una idea de lo que significa esa multitud en acción: Se recogen cerca de 3 toneladas de desechos en cada juego realizado en el Maracaná.

Un espectáculo inolvidable también forma parte de la trayectoria del estadio Maracaná. Fue allí que Frank Sinatra vivió uno de los momentos más emocionantes de su carrera, cantando para 150 mil personas en enero de 1980. Otro astro que hizo presencia en el lugar fue Paul McCartney. La presentación del ídolo inglés ante 185 mil fans en abril de 1990 en Maracaná, entró en el libro Guinness de los records. Se trata del concierto de un solo artista que ha registrado la mayor cantidad de entradas vendidas.

Pasado Histórico del Estadio Maracaná

La palabra Maracaná significa “similar a un sonajero” en tupi-guarani. Fue utilizada para nombrar al Maracaná-guaçu, un pájaro que habita la región norte del país y también es común en la Floresta de Tijuca. La presencia de la especie en el área dio nombre al Rio Maracaná, que nace en Alto da Boa Vista y pasa al lado del estadio. El mismo lugar albergó en la primera mitad del siglo XIX al Hipódromo Itamaraty, donde las carreras de caballo eran presenciadas hasta por 4 mil personas.

Las primeras negociaciones para la construcción del estadio en la región ocurrieron en 1945. El espacio serviría para la realización de la Copa del Mundo en 1950. La prefectura inició las obras el 2 de agosto de 1948. El Maracaná costó al valor actual, el equivalente a más de 200 millones de reales. La inauguración se llevó a cabo con un juego entre cariocas y paulistas el17 de junio de 1950. Didi (Waldir Pereira) hizo el primer gol en el estadio, pero el equipo de São Paulo ganó el partido 3 a 1.

Quien ve hoy al estadio Maracaná, poco sabe sobre las disputas que se originaron por su concepción. El entonces concejal Carlos Lacerda prefería en 1947 que el estadio fuera construido en Jacarepaguá, para no congestionar el casco central de la ciudad. El prefecto Ángelo Mendes de Moraes estaba en contra y, con el apoyo del periodista Mário Filho, terminó haciendo valer su opinión. En un homenaje al reportero en 1968, la Cámara de Aficionados de Rio rebautizó el Estadio Municipal de la ciudad como Estadio Mário Filho. Ese es el nombre oficial del Maracaná desde entonces.

Maracaná antes y después de la remodelación de 2014

Décadas luego de su construcción, el estadio Maracaná continua pasando por momentos controversiales en su historia, ahora a causa de las remodelaciones. En 2007 el estadio fue remodelado para los Juegos Panamericanos, bajo la desconfianza de la población, la remodelación millonaria se perdió totalmente por la preparación posterior del estadio para la Copa del Mundo del 2014, cuando la construcción fue prácticamente hecha desde el principio a costos billonarios. Generando mucha polémica, se realizaron obras de adecuación del Maracanázinho y del Parque Acuático Julio de Lamare para los juegos olímpicos de Rio de Janeiro en 2016.

Poniendo a un lado las disputas fuera del campo, algunos partidos importantes forman parte de la historia del Maracaná. Algunos de los más famosos son el 2 a 1 de Uruguay sobre Brasil el 16 de julio de 1950, en la final de la Copa. El estreno de Pelé en la selección fue en el estadio en 1957. Cerca de 200 mil aficionados estuvieron presentes en el lugar el 31 de agosto de 1969, cuando Brasil venció o Paraguay 1 a 0. Ese record de asistencia nunca ha podido superarse.

Estadio Maracaná en la Actualidad

Ciclovía del Parque Maracaná

Un área de 50 mil metros alrededor del estadio Maracaná se transformó en parque para la Copa del 2014. El cambio hizo que el lugar ponto se convirtiera en el punto de encuentro de ciclistas, personas que practican actividades físicas y manifestantes, además se convirtió en un nuevo lugar para presentar espectáculos. Lo nuevo convive con las huellas del pasado, como la estatua de Bellini, inaugurada en 1960. El espacio se prepara ahora para recibir las ceremonias de apertura y cierre de los juegos olímpicos del 2016. Las competencias de voleibol, atletismo y otros deportes, deben tener lugar en la arena junto al Maracanázinho, que también mantiene la tradición de ser el escenario de importantes disputas deportivas.

El turista que quiere visitar el estadio en los días de juego debe tomar algunas precauciones. Se recomienda elegir ropa ligera en los días calientes y usar impermeables en caso de ser necesario. Otro consejo es comprar los tickets para bebidas y comidas antes del partido, evitando así las largas filas en el intervalo. Las armas, vasos, botellas, explosivos, banderas cuya asta pueda ser usada como arma, animales y dispositivos sonoros, están prohibidos en el estadio Maracaná.

Los interesados en conocer los vestidores del estadio deben esperar a que finalicen las Olimpíadas de Rio 2016, pues las visitas internas están suspendidas hasta nuevo aviso. Antes de la suspensión, los paseos de 1 hora ocurrían diariamente de 9h a 17h. Las entradas pueden ser adquiridas vía internet, en el propio lugar y en el Espacio Ticket Center Rio, en Copacabana. Los precios varían entre 36 y 40 reales. Tiene también la opción de conocer el Maracaná sin ser asistido por un guía, por un valor que oscila entre 24 y 30 reales. La información completa sobre la visita al estadio está disponible en esta página.

Llegar al Maracaná es fácil. Las estaciones Maracaná y São Cristóvão del tren y del metro asisten a los interesados en llegar a los lados oeste y este, respectivamente. Vea algunos consejos sobre cómo movilizarse en la ciudad con nuestra Guía de Transporte Público.

También es fácil llegar en vehículo por las autopistas, y en ese caso, viniendo por el litoral de la zona sur (donde están la mayoría de los hoteles y atracciones turísticas), el camino más indicado es por el Túnel Rebouças. El lugar cuenta con estacionamiento para 500 puestos que funciona todos los días de 7h a 23h y cobra 20 reales para los automóviles, en un lapso de tres horas. Es bueno recordar que, en días de juego, el espacio cierra cuatro horas antes del inicio del partido. La dirección del Maracaná es Avenida Presidente Castelo Branco, sin número.

De Lo Que Nadie Habla

Seguridad en el Estadio Maracaná

    • La seguridad es un problema bastante delicado con relación al estadio Maracaná y sus adyacencias, ya sea por las comunidades alrededor o por ser un espacio destinado justamente a atraer turistas, aficionados en días de juego y cariocas en general, que disfrutan de ejercitarse en las cercanías estadio. Por eso, recomendamos encarecidamente que se evite frecuentar el entorno a las autopistas que llegan al Maracaná (la Radial Oeste y la Presidente Castelo Branco), es especialmente desaconsejable frecuentar las cercanías del estadio Maracaná durante la noche.
    • La salida del metro que conduce al estadio acostumbra estar vigilada, sin embargo, se recomienda llegar al estadio directamente por la pasarela, si la opción es llegar en metro.Nunca cruce la autopista. Los riesgos de la región no son solo por la población indigente que frecuenta el lugar y eventualmente comete pequeños delitos y hurtos, hacia las personas que frecuentan el estadio y la universidad cercana (UERJ). Por eso no pierda de vista sus objetos, pero tampoco los exhiba sin necesidad. Lo ideal es andar en grupo y de ser posible con un lugareño.
    • A pesar de que el estadio Maracaná es muy querido por los cariocas, muchos de sus vecinos reclaman el trastorno causado cuando ocurren los eventos y los juegos. Muchas calles son cerradas, los desperdicios y la multitud toman las aceras, y en general las personas que viven cerca quedan atrapadas en sus casas. El tránsito y la movilización de peatones se vuelven tan difíciles que es preferible viajar en metro para cruzar la región en dirección a Tijuca, Vila Isabel y los alrededores.

Reservorio subterráneo

  • Las inundaciones en Maracaná y en la Plaza de la Bandera son muy comunes cuando llueve intensamente en la región. Las crecidas ocurren debido a la acumulación de agua que llega también por los ríos canalizados que pasan por la región, como el Río Maracaná, que nace en la Floresta de Tijuca y desemboca en la Bahía de Guanabara.
  • La Plaza de la Bandera es el camino para quien viene en automóvil por el litoral de la zona sur de la ciudad hacia el Maracaná. Sin embargo, aunque el gobierno municipal haya invertido mucho esfuerzo y recursos en la solución del problema, como la construcción de grandes reservorios subterráneos para aguas de lluvia y ríos desbordados, los llamados ‘piscinões’, los cariocas aún pasan con temor por la región cuando hay posibilidad de grandes lluvias.

Créditos para las imágenes usadas en este artículo de Estadio Maracaná: Alexandre Macieira, Copa2014.gov.br, Jcsalmon, Rio.rj.gov.br